Etiquetas

, ,

Antonio Di Benedetto

“Parece inagotable, la noche, porque es de fiesta y se puede creer que a penas ha comenzado, aunque ya todos cenaron.
Parece inmensa porque en el campo el cielo, visto desde abajo, crece, se desborda, refulge y hace pensar que es una imagen palpitante e inmodificable de la eternidad.
Los mayores permanecen en el jardín, donde la música se ha apagado pero permanecen encendidos los fuegos eléctricos del pino, que la dueña de casa enjoyó hasta darle semejanza con el símbolo de la Navidad.
Mañana será Navidad, esta noche es Nochebuena y Severo y su esposa María de la Abnegación nos han reunido a los amigos en su propiedad rural, tan bien puesta, y yo noto y callo, como todos los demás, que en la reunión falta quien no debía faltar: Ismael, el hijo, y que su ausencia pesa visiblemente en el pecho de la madre”.

 

Antonio Di Benedetto

Cuentos Completos

Adriana Hidalgo Editora

Anuncios