Etiquetas

, , ,

 

p1180633.jpg

No siempre

que la casa duerme,

duermo.

 

A veces, en la noche,

soy como un trompetista

con los ojos abiertos.

 

Pero eso sí,

cada vez que llueve,

yo lluevo.

 

 

 

No siempre | Humanae vitae mia |  Héctor Viel Temperley

Obra completa | Ediciones del Dock | 2013

Anuncios