Etiquetas

, ,

Kinoto

Se revisa a sí mismo

y no encuentra nada de aquello

y había mucho,

la culpa se sabe

es del agujerito

que nadie zurció.

La ecuación es ésta:

tardé en llegar,

los trenes me silbaban con toda intención

mezclando en el cubilete

minutos, horas, segundos

y el día no salía.

Les hablo como si en la estación de llegada

esperaran ella, dios, todos, ninguno.

Faltaban cantidades de proyectos,

aparatos para durar,

objetivos con fondo de infinito,

y llovía, y no quería ser igualado

por la voz,

insistir que no era yo

y sabía, sabía bien

quién había cambiado de lugar la luz,

los recuerdos en los estantes,

asegurarse

del lugar que ocuparon,

o lo más cerca posible.

. . . . . . . .

Luis Luchi (poemas) y Kinoto (pinturas)

Ed. Save As, 1999

Anuncios