Etiquetas

, , , , ,

Hugo Gola

Y además

mi corazón

tiene la culpa

porque nació

tan tibio y sorprendido

y yo también

un poco

y este cielo

y estas mañanas libres

y estas calles

por donde el aire estalla

y este gran infierno de los hombres

tiene la culpa

 

Pero

sobre todo

mi corazón

que no me deja

mi corazón

que me derrama y me pierde

 

La culpa es mía

la traigo desde lejos

pero qué puedo hacer

 

sino vivir así

y andar a cada rato

con un dolor

y un sueño

custodiándome

 

Qué puedo hacer

si el corazón

me vino enorme

y tiembla

por cada soplo liviano

qué puedo hacer

sino abrazarlo

o cuanto más

echarlo al aire

 

De Veinticinco poemas 1956-1959

……

Uno debiera

poder tocar la luz

servirse de ella

usarla

como Rilke la usó

o como Dante

pero esta luz de hoy

es huidiza

ni mansa

ni paciente

es un caballo

desbocado

una serpiente alerta

un tigre en celo

 

aguarda con paciencia

espera el otro rostro

tal vez

un día vuelva

una luz cabalgue

entre los dedos

y suba hasta los párpados

y cierre

suavemente

suavemente

los labios sedientos

 

De Ramas sueltas

……

Ahora que cielo y tierra y viento callan

dice Petrarca

ahora que sólo

queda el

interno rumor

que te desvela

y que revives apenas

tu cielo

tu aire

tu tierra desolada

ya no puedes restaurar

la briosa vibración

los ecos ligerísimos

 

habla el silencio

el resto calla

el rasguño distante

hirió la piel

se desvanece el soplo

permanece sólo lo olvidado

 

De Ramas sueltas

Anuncios