Etiquetas

,

Diana Bellessi

“Este es un recuerdo suntuoso: tendría dos años, o tres, es una mañana de septiembre y brilla el sol sobre las cosas. Mi mamá me despierta y me lleva en brazos a los fondos de la casa; siento su olor, su calidez; allí me dice dulcemente `voy a mostrarte qué es la primavera´. Me señala las flores de paraíso y me hace sentir su perfume, la tibieza del sol y la frescura de la sombra, y bailamos apretadas una en otra bajo el cielo de la primavera. Sobre el árbol que aún no había brotado, se posaban decenas de jilgueros. Fui feliz, el momento más feliz de mi vida, y en el ritmo y el silencio del amor de mi madre se selló mi destino de poeta, canté en mi corazón”.

Anuncios