Etiquetas

, , , , , , ,

cenzontle

“Eme aprovechó los solos de Tuy para observar el pájaro enancado, que viajaba atentísimo moviendo su cabecita para oír mejor. Aquella forma zoológica parecía un pretexto. Ni siquiera era un aparato de volar, esto se le daba por añadidura o era una acción más bien forzada. Volaba para comer, era su trabajo necesario. Su esencia, en cambio, pertenecía a un instrumento; las orientaciones de sus líneas eran puramente acústicas, y mientras una mínima parte del interior de su figura se ocupaba de las funciones necesarias para andar por la vida, el resto estaba entrecruzado por un tembladeral de cuerdas vocales que encerraban sus cuatrocientas voces conocidas, donde unas sonaban por sí mismas y otras por simpatía, como en algunos instrumentos de los maestros de Minas Altas, para que no se cansara tanto su garganta”

“Siempre hay que pensar, dijo Eme, que uno viene de la música, no que va hacia ella desde afuera. Así no forzamos nada, y hacerla es una especie de recuperación. Uno busca los sonidos, pero acuérdese que pertenecen al cuerpo; entonces ya no hay necesidad de irse tan lejos, la habilidad para tocar y sentir es uno mismo”.

Bandita de a caballo (fragmentos) | Tres golpes de timbal | Daniel Moyano

En la canción La Maza Silvio Rodriguez lo nombra como sinsonte.

Anuncios